Cámara estenopeica

Normalmente cuando pensamos en una cámara pensamos en botones, lentes y sensores. Sin embargo, no todas las cámaras son así, hay otras formas de sacar fotos.

Existe una forma mucho mas rudimentaria,  que consiste  en una caja opaca con un pequeño agujero donde entra luz. Donde la apertura y el cierre (lo que en una cámara normal haría el diafragma)  se realiza manualmente con cualquier elemento a modo de tapa. Pero lo más destacable de esta cámara es que no necesita lentes.

Aunque también tiene sus inconvenientes. Para producir una imagen nítida es necesario que esta apertura sea muy pequeña, del orden de 0,5 mm. Y debido a ello, se necesitan exposiciones desde 5 segundos hasta más de una hora.

Sin embargo, no se trata de un descubrimiento reciente en absoluto, desde muy temprano en la historia (desde el 500 a. C.), griegos como Aristóteles y Euclides escribieron acerca de cámaras estenopeicas (pinhole) que ocurrían naturalmente, como la luz que pasa a través de una cesta tejida o entretejidos de hojas.

Por tanto, si creíais que la forma de la luz que pasaba entre la sombra de los arboles dependía de la forma de del hueco, estabais tan equivocados como yo. Y para muestra un botón. Una foto sacada durante un eclipse.

Los huecos entre las hojas hacen función de pinholes, y nos muestran reflejada la forma del sol en ese momento.

Anuncios

¿Las cosas están ardiendo? Pues bien…

Como viene siendo habitual esté articulo tampoco lo he escrito yo. Es una traducción de otro que he leído y que no se muy bien por qué razón me ha gustado bastante.

¿Las cosas están ardiendo? Pues bien…

Está bien estar saturado, porque las cosas se ven desde una perspectiva más clara.

Nuestra nueva oficina abre el lunes, tengo que estar allí y comenzar la preparación del personal que va a subir a bordo.

Por ello mis otras dos tareas importantes de deberán ser sacrificadas por ahora.

Perspectiva… la habitación esta ahumándose un poco. Normalmente diría, “¡Ahh, fuego!” e iría a apagarlo.

Pero es solo un poco de fuego en la papelera. Tenemos un infierno a kilómetros de distancia. No se puede ver ni oler, pero vendrá y lo arrasará todo si no se controla.

Entonces alguien dice: “!FUEGO, tenemos que apagarlo!”. Bien, mi amigo, es solo un poco de fuego.  Tenemos un infierno contra el que enfrentarnos.

– ¡HAY FUEGO!

– Que sí. Ya me he dado cuenta. Pero hay 24 horas por día. Tengo que echar combustible a los aviones anti-incendios. Tengo que reunir a los ingenieros para abrir unos cortafuegos alrededor del área. Y tenemos que preparar puestos de asistencia sanitaria, y asegurarnos de que las provisiones están en orden.

– ¡PERO HAY FUEGO!

– En efecto. Déjalo arder. Hay cosas más importantes que hacer.

Pregunta sobre estadística:

Aquí os dejo una pregunta que me ha resultado interesante.

Si respondes esta pregunta al azar, ¿Qué posibilidades tienes de acertar?

a) 25%

b) 50%

c) 60%

d) 25%

fuente: http://flowingdata.com/2011/10/28/best-statistics-question-ever/

Heurística

La Heurística se refiere a las técnicas basadas en la experiencia personal.  La capacidad heurística es un rasgo característico de los humanos, desde cuyo punto de vista puede describirse como el arte y la ciencia del descubrimiento y de la invención o de resolver problemas mediante la creatividad y el pensamiento lateral o pensamiento divergente. Aunque también es aplicada en máquinas.

Los métodos heurísticos son usados para acelerar el proceso de búsqueda de una solucion satisfactoria cuando una busqueda exhaustiva no resulta práctica.

La palabra heurística procede del término griego εὑρίσκειν,1 que significa «hallar, inventar» (etimología que comparte con eureka2 ). La palabra «heurística» aparece en más de una categoría gramatical. Cuando se usa como sustantivo, identifica el arte o la ciencia del descubrimiento, una disciplina susceptible de ser investigada formalmente. Cuando aparece comoadjetivo, se refiere a cosas más concretas, como estrategias heurísticasreglas heurísticas o silogismos y conclusiones heurísticas. Claro está que estos dos usos están íntimamente relacionados ya que la heurística usualmente propone estrategias heurísticas que guían el descubrimiento.

La popularización del concepto se debe al matemático George Pólya, con su libro Cómo resolverlo (How to solve it). Habiendo estudiado tantas pruebas matemáticas desde su juventud, quería saber cómo los matemáticos llegan a ellas. El libro contiene la clase de recetas heurísticas que trataba de enseñar a sus alumnos de matemáticas. Cuatro ejemplos extraídos de él ilustran el concepto mejor que ninguna definición:

  • Si no consigues entender un problema, dibuja un esquema.
  • Si no encuentras la solución, haz como si ya la tuvieras y mira qué puedes deducir de ella (razonando a la inversa).
  • Si el problema es abstracto, prueba a examinar un ejemplo concreto.
  • Intenta abordar primero un problema más general (es la “paradoja del inventor”: el propósito más ambicioso es el que tiene más posibilidades de éxito).

El Bolígrafo de la NASA

Os dejo aquí una cita interesante:

Hay un mito popular que dice que la NASA invirtió “millones” de dólares el desarrollo de un lápiz para que los astronautas utilizaran en el espacio, mientras que sus homólogos rusos eran felices usando un lápiz de baja tecnología. Lamentablemente, a pesar de su atractivo y credibilidad, esto no es cierto. Inicialmente, los astronautas y cosmonautas fueron equipados con lápices, pero hubo problemas: si un trozo de grafito se rompiese podría, por ejemplo, flotar al ojo o la nariz de alguien. Era necesario un boligrafo, uno que desafiase la gravedad, capaz de escribir en condiciones de calor o frío extremo, y ser a prueba de fugas: una gota de tinta flotando alrededor de la cabina sería más peligrosa que una mina de lápiz.

Un experimentado fabricante de la boligrafos llamado Paul C. Fisher patentó el “Space Pen” en 1965, que había desarrollado con el costo de un millón de dólares, a petición de, pero no bajo los auspicios de la NASA. La NASA compró 400 de ellos a $6 cada uno, y, después de un par de años de pruebas, los bolígrafos salieron al espacio.

De Kitty Burns Florey, en Script & Scribble: The Rise and Fall of Handwriting.

Golpe de ariete

Bueno, aquí llega el primer árticulo. No obstante, el tema ha sido un recurso de útimisima hora, viendo que no me daba tiempo a terminar el que estaba haciendo en condiciones. Aun así espero que os guste.

A pesar de lo que se pueda pensar por el titulo es, no vamos a hablar de ningún arma de asedio, sino de otra cosa bastante diferente. El llamado golpe de ariete, es un fenómeno que junto a la cavitación (quizá para otro día), es el principal causante de averías en tuberías e instalaciones hidráulicas.

El golpe de ariete es normalmente la consecuencia de cerrar bruscamente una válvula o un grifo. Cuando se cierra bruscamente una válvula de una tubería de cierta longitud, las partículas que estaban en movimiento se tienen que detener. El problema es que los fluidos, sea en mayo o menor medida, se comprimen. Por tanto, nos encontramos que las particulas que vienen por detrás empujan y comprimen, por la energia que traen, a las que estan por delante. Esto origina una sobrepresión que se desplaza por la tubería, a una velocidad que puede superar la velocidad del sonido en el fluido.

Esta sobrepresión es el grave peligro de este fenómeno. Debido a la sobrepresión nos encontramos por un lado que  el fluido reduce su volumen, y por otro dilata ligeramente la tubería (en el mejor de los casos). Pero, cuando todo el fluido que circulaba en la tubería se ha detenido, el fluido y la tubería que se había ensanchado ligeramente tiende a retomar su dimensión normal. Esto provoca otra onda de presión en el sentido contrario. Nos encontramos entonces que el fluido se desplaza desplaza en dirección contraria, pero al estar la válvula cerrada, se produce una depresión. Incluso, al reducirse la presión, el fluido puede pasar a estado gaseoso formando una burbuja mientras que la tubería se contrae. Al alcanzar el otro extremo de la tubería, si la onda no se ve disipada, tendera a repetirse el ciclo hasta que se calme la onda.

La fuerza del golpe de ariete es directamente proporcional a la longitud del conducto, ya que las ondas de sobrepresión se cargarán de más energía, e inversamente proporcional al tiempo durante el cual se cierra la llave: cuanto menos dura el cierre, más fuerte será el golpe.

Se trata de un  fenómeno muy peligroso, ya que la sobrepresión generada puede llegar a entre 60 y 100 veces la presión normal de la tubería, ocasionando roturas en los accesorios instalados en los extremos (grifos, válvulas, etc).

El golpe de ariete estropea el sistema de abastecimiento de fluido, a veces hace reventar tuberías de hierro colado, ensancha las de plomo, arranca codos instalados, etc.

Archivo:Blown expansion joint.jpg

Para evitar los golpes de ariete causados por el cierre de válvulas, hay que estrangular gradualmente la corriente de fluido, es decir, cortándola con lentitud utilizando para ello, por ejemplo, válvulas con muy poco avance por cada giro. Cuanto más larga es la tubería, tanto más tiempo deberá durar el cierre.

Sin embargo, cuando la interrupción del flujo se debe a causas incontrolables como, por ejemplo, la parada brusca de una bomba eléctrica, se utilizan tanques neumáticos con cámara de aire comprimido, torres piezométricas o válvulas de muelle que puedan absorber la onda de presión, mediante un dispositivo elástico.

Otro método es la colocación de ventosas de aireación, preferiblemente con estas tres funciones:

  • Introducir aire cuando en la tubería se extraiga el fluido, para evitar que se generen vacíos;
  • Extracción de grandes bolsas de aire que se generen, para evitar que una columna de aire empujada por el fluido acabe reventando codos o, como es más habitual en las crestas de las redes donde acostumbran a acumularse las bolsas de aire;
  • Extracción de pequeñas bolsas de aire, debido a que el sistema de las mismas ventosas por lado tienen un sistema que permite la extracción de grandes cantidades y otra vía para las pequeñas bolsas que se puedan alojar en la misma ventosa.

Otro caso común de variación brusca de la velocidad del flujo en la tubería se da en las centrales hidroeléctricas, cuando se produce una caída parcial o total de la demanda. En estos casos tratándose de volúmenes importantes de fluido que deben ser absorbidos, se utilizan en la mayoría de los casos torres piezométricas, o chimeneas de equilibrio que se conectan con la presión atmosférica, o válvulas de seguridad.